Si hay algún plato imprescindible en la carta de los restaurantes para bodas en Peralta hablamos, sin duda de las carnes. Cordero, ternera, pato, cerdo… las posibilidades son muchas, pero, casi tan importante como el tipo de carne que se vaya a servir en el banquete es conseguir un maridaje perfecto con el vino apropiado. Es tanta la variedad de denominaciones de origen, añadas, tipo de uva etc., que para elegir un vino hay valorar muchos aspectos. Sin embargo, siguiendo algunos consejos generales podrás elegir siempre un vino que maride perfectamente con el plato que te hayas pedido.

Son muchos los que en los restaurantes para bodas en Peralta se pierden por las carnes a la brasa o a la parrilla. Para ellos la mejor elección será siempre un vino tinto preferiblemente de crianza o de reserva. Para ellos los Rioja, Ribera del Duero o Somontano pueden ser una gran elección. Estos vinos aportan fuerza y cuerpo que revitalizará el sabor tan particular de la carne. 

También este tipo de vinos son muy recomendables para los asados, especialmente de cordero o las carnes de cerdo asadas. Cuando se trata de aves, sin embargo, el pollo o el pato es preferible decantarse por un vino blanco que ayude a potenciar los sabores del plato. Muchas veces se hace la falsa distinción de tintos para carnes, blancos para pescados. Y como hemos visto no siempre es así. De hecho, son muchos los platos de pescado, al horno, encebollados, etc. que se acompañan mejor de un vino rosado.

Si quieres disfrutar de los mejores manjares de la gastronomía navarra en un entorno único. No dudes en venir a visitarnos en Peñalen.