Uno de los productos estrella de la gastronomía navarra es sin duda la carne de ternera. En los restaurantes y hoteles de Senda Viva en Peralta nunca faltan platos con esta exquisita carne. Y no es para menos, porque la ternera de Navarra no es un producto más... es un bien preciado con multitud del que te contamos varios detelles en este nuevo post de nuestro blog.

Antes de nada, hay que resaltar, y con mucho orgullo, que la carne de terna de nuestra tierra posee desde hace 25 años la Indicación Geográfica Protegida (I.G.P.), el mayor reconocimiento que otorga la Unión Europea a los productos de calidad. En Navarra, los ganaderos apuestan por la carne de vacuno gracias a las 500 explotaciones que existen, aproximadamente. En total, en nuestra región hay cerca de 2.000 vacas criándose en los distintos pastos.

La carne de Navarra se puede distinguir por su bajo nivel en grasa, algo que la hace rica y fácil de digerir. El color es variopinto, pues puede ser rosa o tener distintas tonalidades de rojo.

Las ganaderías adscritas a la I.G.P. deben cumplir con distintos requisitos:

1) Raza. Los ganaderos se comprometen a proteger las razas Pirenaicas, Blonde, Charolais, Parda Alpina, así como sus cruces.

2) Área de producción. El ganado debe ser criado en distintas comarcas determinadas por el Consejo Regulador de la I.G.P. En Navarra existen siete comarcas para la cría de ganado vacuno. Cada área comprende una serie de localidades.

3) Identificación. Muy importante es identificar al ternero desde su nacimiento con un marcaje, para determinar así la evolución de la carne y de su calidad.

4) El amamantamiento. Los ganaderos deben asegurarse de que el amamantamiento de la cría se llevará a cabo durante los cuatro primeros meses de vida, como mínimo. Las vacas nodrizas podrán ser alimentadas de manera especial con cebada, trigo, habas, etc.

Siguiendo todo el proceso de control, los ganaderos consiguen una calidad excelente en cada pieza de carne. Desde Peñalen te invitamos a descubrir nuestro fantástico solomillo de ternera a la parrilla, una delicia difícil de encontrar en el resto de hoteles de Senda Viva en Peralta.